English

US NAVY: Annapolis y el tranvía ( 11º día en Baltimore)

Marcos Mateo19/09/2012 - 09:21

Otra vez despiertos a las 5 y media de la mañana. Llevamos 11 días aquí y esto no ha cambiado. Así se entiende que necesitemos desayunar varias veces. Amanecía lloviendo un pelín. Desde la tormenta que nos recibió no habíamos visto una nube. Ya le vamos echando un vistazo al horario de clases para la semana que viene. ¡Qué remedio!Iban llegando a Allan Building (edificio principal) como siempre. La pregunta del día: ¿Has traído el pasaporte? Si. Pasa...así hasta 19...el 20, Javier, había avisado que llegaba tarde debido a un atasco...llegó; el passport?...yes... Increíble, todos!

Aparecen las Vans ( minibuses). Lo tenemos ya todo estudiado y en cada una va un grupo de 10. Donde va Isabel le siguen siempre los mismos; donde voy yo, otros 10. Quien va con quien se lo dejaremos contar a los chicos. Nos llevaban Elaine ( profe de francés y alemán) y Amanda, profesora de español, natural de Valladolid, con casa en Parquesol y que había estudiado en el Ave María. Cómo dirían los chicos ( perdón por la expresión): "Te cagas chaval, una furgo entera de gente de Pucela rumbo a Annapolis". Obvia decir que en esta furgo lo del inglés ha sido más difícil puesto que nuestra guía también demandaba noticias pucelanas.

Ambas furgos, tras atascos de rigor en la 695, la interestatal 95 (une Miami con  Boston) y entrada a  Annapolis ( nótese el dominio de las carreteras),  se adentran en un parking típico de persecuciones televisivas de polis y malos; rampas y curvas para arriba...hasta que aparcas. Al salir del parking nos ha sorprendido Elaine: quietos todos aquí (en inglés). Había que subirse a un tranvía que nos llevaba hasta la US NAVY Academy. Cuando ves aparecer el tranvía, flipas. En seguida te trasladas a las calles de San Francisco con sus continuas subidas y bajadas y el tranvía. Igualito todo, yo creo que hasta los conductores. Desde hace días tengo la impresión de que en vez de visitar un país estamos visitando todos los decorados y artefactos que estamos acostumbrados a ver en teles y películas; y quizá lo más sorprendente es descubrir que no son decorados sino que son cosas reales.

Nos hemos bajado junto a unas verjas y cuando nos hemos querido dar cuenta estábamos en el control de la Academia Naval. Nosotros, ya acostumbrados a controles de todo tipo, rápidamente nos colocamos en fila, abriendo mochilas, sacando documentos...alucinaríais con lo rápido que hacemos todo esto ya. De repente, el marine o similar de uniforme que había al fondo controlando el paso, ha empezado a pegar voces. Yo imaginaba que alguno la había armado ya y empecé a rezar...que va; el tío lo que quería era sólo los pasaportes de los adultos responsables del grupo. Vamos para allá asustadillos y ensayando la frase típica en estos casos por si acaso y que hemos aprendido en el cine ( Señor!, si, Señor!) pero nada...qué desilusión; solo ha mirado la foto para ver si éramos nosotros (ha echado imaginación supongo) y nos ha dejado pasar a todos. Para una vez que a nadie se le olvida nada ( bueno salvo la comida, hoy Camino e Íñigo)! Tranquilos, han comido.

Nos presentan a nuestro guía Tom, con pinta de veterano de alguna peli, que nos ha ido guiando y explicando parte del recinto. 4 años de estudio más 5 de servicio en la Marina. Después sales con tu título de Ingeniero y decides si seguir o volar. Como curiosidad ha explicado que una de las pruebas para entrar consiste en saltar al agua desde al menos 10 metros (imagino que por si tienes que abandonar el barco). Después nos ha ido enseñando las instalaciones y su historia. Cuatro mil alumnos hay ahora; empezaron con 50 allá por el 1800 y pico. Curioso el relato del héroe de la guerra de independencia, John Paul Jones, cuyo cuerpo fue recuperado (estaba en Francia desde 1792) en 1902 y le habían hecho un mausoleo. Hemos visitado la habitación de un cadete donde te explican hasta como van colocadas las botas ( super limpias, of course!). En el patio nos hemos cruzado con mogollón de cadetes pero no se les puede dirigir la palabra, si no te echan. Corto pero interesante recorrido por algunas dependencias de la academia. No hemos podido ver formar a los cadetes y desfilar hacia no se donde por cuestiones de horario, lástima. Obviamente el recorrido termina en la tiendas de regalo: imagino que la semana que viene se verán varias sudaderas con la palabra Navy por los pasillos del cole. Ojo, que alguno se ha comprado el típico gorro blanco de marinero de peli de guerra; espero que no lo lleve a clase.

A comer y a pasear por la bahía, preciosa, y la Main Street. Este tipo de calles son las típicas calles principales que estamos todos acostumbrados a ver en las pelis, sobre todo del Oeste. Toda la calle en sí parecía un decorado completo. Tiendecillas de artesanía, comida, restaurantes... pero al final ha triunfado un supermercado lleno de golosinas. Vuelta al tranvía, vuelta a los minibuses y al cole. Hemos tardado un rato más por el tráfico, para variar, y cuando habíamos pasado lo peor ha empezado a llover a lo bestia ( tipo agua de película de huracán pero sin viento) y hemos tenido que ir muy despacito. Llegada al cole y cada uno a su casa. Otro día grande....Señor, si, Señor!

Esta tarde nos hemos dividido el resto del trabajo. Uno despide a la familia de Laura y Tom y el otro repasa el viaje a NY de arriba a abajo (papeles, normas, hotel, autobuses...) para exponerlo mañana en la reunión de las 8. Además de reunión y clases, tenemos fiesta de despedida pero en casa de Allie, americana que ya estuvo en Valladolid y que aloja a Celia Cas. Allí estaremos todos para dar las gracias y hacernos la foto con las 2 banderas. Enfilamos la recta final, ánimo solo nos queda un día de cole y la Gran Manzana.

Eduardo Burgos, Isa Sánchez y los 20 de Baltimore

Agustinos Recoletos

La Orden de Agustinos Recoletos (OAR) es una orden religiosa surgida en el siglo XVI,  presente en 29 países alrededor del mundo y se encuentra conformada por más de mil doscientos sacerdotes, religiosos y religiosas.

Entra y verás

Datos de contacto

Colegio San Agustín

Avenida de Madrid 38, Bajo

47008 · VALLADOLID

(Castilla y León) España

Teléfono: (+34) 983 47 34 08

Fax: (+34) 983 45 72 92

Formulario de contacto

¿Cómo llegar al colegio?