Agua potable y saneamientos dignos en Labrea-Brasil


El Colegio San Agustín de Valladolid se encuentra inmerso en un proyecto de sensibilización y compromiso para lograr unas infraestructuras dignas que puedan llevar agua potable a nuestros hermanos del Amazonas brasileño. El proyecto se enmarca en uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio, que son las metas que la ONU había fijado para luchar contra la pobreza extrema en sus variadas dimensiones: hambre, enfermedad, falta de vivienda, exclusión social, problemas de educación y sostenibilidad ambiental.
Correspondería al objetivo número 7, que pretende “garantizar el sustento del medio ambiente: desarrollo sostenible, agua potable y saneamiento con la creación de infraestructuras básicas en áreas necesitadas del tercer mundo”.
Desde hace años los Agustinos Recoletos vienen impulsando la creación de viviendas dignas y ahora, con la inestimable ayuda del grupo RISE, perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid, se está ejecutando un proyecto de cooperación al desarrollo en suministro de agua potable y saneamiento de aguas residuales en la ciudad de Lábrea – Brasil.
La obra social se denomina Tierra Solidaria y proporciona un hogar digno a más de 100 familias, que ya tienen techo, pero no acceso regular al agua potable, ni baños, ni saneamiento. Con esta obra se pretende completar la iniciativa y, por ello, la Comisión de Misiones OAR contactan con el grupo de profesores Voluntarios RISE de la Universidad Politécnica de Madrid que, bajo la dirección y tutela de Don Jesús Vázquez Minguela, Doctor Ingeniero Agrónomo y Profesor Titular de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid, y con la ayuda de algunos de sus alumnos, que se personaron en la misión para dirigir el estudio previo, la elaboración de un proyecto y la ejecución del mismo, lograron realizar y cumplir el sueño de una vivienda digna con el acceso al agua potable y al saneamiento indispensable para un ser humano.
Parece increíble que hayan logrado el milagro en un tiempo récord y a bajo costo con la eficiencia necesaria para vivir con dignidad y teniendo abastecimiento de agua potable y la utilización de fosas sépticas y pozos de filtración para el adecuado tratamiento de las aguas residuales. Eso sí, con la implementación de buenos equipos técnicos y la formación e implicación de personal autóctono para que puedan seguir con el proyecto con sus propias fuerzas y con los recursos desde su misma comunidad.
No queda sino felicitar al buen equipo profesional que ha ido de la mano para ejecutar tan preciado proyecto. Nuestro agradecimiento especial al grupo de profesionales de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos, a la Comisión de Misiones y Obra Social de los Agustinos Recoletos, a la ONG Haren Alde que la ha propiciado y favorecido y al grupo ARCORES, que se está encargando de ejecutar las acciones necesarias para proseguir con este y otros nuevos proyectos que nos honran y dignifican. También, como no podía ser menos, damos las gracias al grupo de voluntarios que en el colegio han organizado las jornadas de sensibilización y están siempre dispuestos a compartir y colaborar en todo aquello que se les requiere. La causa lo merece y el sacrificio obtiene su recompensa en esas caras y manos agradecidas que insinúan mucho porque lo dicen todo.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

< <

Semana Santa en el Colegio San Agustín

Durante esta época de pasión y estando próximos a las vacaciones de Semana Santa, queríamos ...

Te interesa...

> >
Buscar
Generic filters

X