Cena benéfica en favor de Labrea


El 23 de febrero los comedores del Colegio San Agustín acogieron la tradicional Cena Benéfica en favor de los Centros Esperanza de la Prelatura de Lábrea. Un año más, y ya van Treinta ediciones. Familias, alumnos, profesores, entrenadores, frailes y amigos de este proyecto solidario compartimos una noche cargada de emoción, alegría y generosidad hacia los más desfavorecidos.

 

Este año comenzamos con un sencillo homenaje y reconocimiento a nuestros queridos Ignacio Zarandona y José Ignacio R. Molinero, ya prejubilado y que, como siempre y desde hace unos años, son el "alma mater de la rifa". Con este sencillo acto a cargo de José Francisco Oyanguren, quedaba inauguraba la velada.

El equipo de Seresca Catering, con Claudia y Asun pendientes de cada detalle, prepararon una cena deliciosa para niños y mayores. Nada que ver con aquellas cenas frugales de antaño, que tampoco estaban nada mal, pero se nota la profesionalidad y maestría.

Los Voluntarios de 6º de Primaria y de 1º y 2º de la ESO fueron los encargados de montar los comedores para que 172 adultos y 75 niños disfrutaran al máximo de este evento. Alumnos de 4º de la ESO ayudaron a colgar las pancartas decorativas que habían preparado tutores y niños del segundo ciclo de primaria. Gracias a vuestra participación el comedor quedó precioso. ¡Dios os lo pague!

 

La megafonía estuvo perfecta gracias al inestimable trabajo de Eduardo Burgos, que días antes dedicó tiempo y esfuerzo en el montaje de altavoces y micrófonos, imprescindibles para el correcto desarrollo de la rifa. No podemos olvidarnos de Mary y Naty de recepción, que han hecho un trabajo impagable vendiendo entradas y recogiendo los regalos de todos los colaboradores, que fueron llegando a lo largo de la semana gracias a la implicación de Administración, Dirección, Secretaría, Profesorado de Primaria, Familias del Colegio y Asociación de Padres.

¡Gracias a todos!  En especial a la Asociación de Antiguos Alumnos, que, además de ser unos grandes "Conseguidores" de regalos, realizaron una cuantiosa aportación económica para el mantenimiento de los Centros Esperanza, que, entre unos y otros conseguimos recaudar 7.264€

 

Terminamos dando las gracias a los verdaderos protagonistas de este evento: Los monitores Snagus, un equipo de 30 chicos que sirvieron la cena a 71 niños con todo el cariño y organizaron juegos y dinámicas divertidas durante la velada. Los Voluntarios de Haren Alde, un equipo de 40 chicos que, atendieron a 172 adultos de forma impecable y pendientes de las necesidades de los comensales como auténticos profesionales.

¡Gracias a todos por vuestra generosidad! Porque sin vosotros, voluntarios, colaboradores y asistentes, este evento no habría sido posible

 

Departamento de Pastoral.

Equipo ONG Haren Alde.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

< <
> >

¡Llegó la nieve!

¡Por fin llegó la nieve y el agua a Valladolid! Pero no todo ha sido ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X