Entrada única y espectacular


¿Qué tiene vuestro colegio que sea único? Esta fue la intrépida pregunta que nos espetó un ponente a todos los que participábamos en un curso formativo. No vale decir que vuestras clases de matemáticas son magistrales, que las de lengua las imparten de fábula, ni que las prácticas del laboratorio os acreditan. Tiene que ser algo objetivo, evaluable, que se pueda percibir sin mayores explicaciones y que todos podamos estar conformes, algo que sea evidente.

Inmediatamente pensé en las hercúleas dimensiones de nuestro centro, las enormes instalaciones que tenemos o nuestro talante cercano y familiar que, como impronta, ofrecemos. Pero eso es no único, lo pueden tener otros centros y alardear de ello, como nosotros, otras instituciones. Y el ponente era severo: un no y otro no era su cortante respuesta ante las sugerencias que uno tras otro proponía de su centro. “Tiene que ser algo único y diferente, algo que se pudiera evidenciar”. Yo levanté la mano y presenté mi propuesta: “la entrada espectacular del Colegio San Agustín”.

Ante la incredulidad de los asistentes, tuve que acudir al móvil y proyectar algunas de las imágenes que atestiguaban mi propuesta, a la que muchos no daban demasiado recorrido y ante la que el ponente permanecía escéptico.  Con cuatro o cinco de ellas, puede demostrar algo   único, que otros no tienen y que nosotros podemos presumir de ello: la espectacular entrada con el mosaico por alfombra, el maravilloso jardín que ha hecho olvidar las críticas por la pérdida del estanque, la imponente floresta y zona verde, o los inmensos parques infantiles que la circundan, las ciclópeas medidas de un colegio que se proyecta majestuoso para cobijar a los miles de alumnos que pululan por sus aulas… ¿Quiere evidencia? Pues ahí las tiene…

No está mal, nos dijo el ponente. Eso es espectacular, sin duda, pero falta algo, una historia, un testimonio algo que todavía lo convierta en único para todos los que acuden a él, algo que lo saque del anonimato de parques y jardines y le dé una fisonomía propia y peculiar. ¿Lo tiene?

Por supuesto que sí. Y, sin más, improvisé una charla, que con orgullo de “hijo” quería defender y justificar la grandeza del colegio. La entrada del colegio no tiene una historia, tiene muchas: Sin duda, las más importantes son las que realizan todos los días sus alumnos cuando acuden a él para intentar aprender. Otras, sin embargo, tienen nombre propio. Al pie de la entrada hay un mosaico en el que hemos reconvertido al dios Marte en la diosa “Sophia” (Sabiduría), que cobija en su seno el recuerdo imborrable del 50º Aniversario del colegio. Un poco más allá está el olivo en recuerdo de Tomás, nuestro querido director. Si nos adentramos en el jardín vemos un precioso carro que nos ha regalado Isabel Gasol, una de nuestras docentes, y cercano a ella está la escultura del “Boby”, el perro que guardaba el colegio en los años 70. Presidiendo el cole está un cuasi milenario Cedro que da la bienvenida a todo el que se acerca y, junto a él, están las moreras cargadas de fruto y que tantas hojas han ofrecido para que los niños críen los gusanos de seda, con la Inmensa efigie de la Virgen de la Consolación que bendice nuestras aulas y a cuyos pies está el mágico nogal, plantado en recuerdo de Don Eduardo Burgos, otro gran profesor de colegio…Y no me dejaron proseguir. Una oleada de ruidosos aplausos determinó, sin lugar a duda, que esta nuestra entrada con sus múltiples historias es algo único y maravilloso.

Sintiendo el orgullo por nuestro centro, deseo, que todos, padres, alumnos y profesores hagamos de nuestra estancia en el colegio un período maravilloso y feliz en el que cada uno pueda ser protagonista de una historia única e irrepetible. Tenemos muchas cosas y el centro nos cobija como ese inmenso cedro que a la entrada del cole nos saluda y nos preside, nos ofrece su inmensa sombra y nos marca el camino al infinito que nuestros alumnos han de recorrer. ¡Suerte para unos y gracia para todos!.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

< <

Remodelación del Salón de Actos

Hay personas que marcan un ciclo y hay personas que calan hasta lo más profundo ...

Te interesa...

> >

Campamento de verano

Estamos en el ecuador del campamento y nos lo seguimos pasando muy bien. Esta semana ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X