El florido huerto en agosto

Ya se sabe que aquello que no se cuida y mima con detalle acaba perdiéndose o deteriorándose. Algo así le pasa a nuestro huerto escolar, que, en el período estival, precisamente cuando más necesita riego y cuidado, es cuando más abandonado y menos atención se le presta.

Con todo, y a pesar de las vacaciones y las ausencias, sí que podemos decir que nos está dando unos estupendos tomates, sobre todo los del P. Enrique, que, con más experiencia y sabiduría, a la vez que con más trabajo y dedicación, tiene unos tomates que son un primor. Como se vaya pronto para México no va a poder con todos los que le están dando sus floridas matas.

Los nuestros están más pequeños, entre otras cosas porque la mayoría son Cherry, pero también están bien cargados y repletos. Y no digamos nada de nuestros pimientos, que vienen estupendos y están ya casi a punto de meterlos en la sartén.

Las patatas no andan muy finas y están con bastante hierba, pero el maíz está portentoso y se exhibe enhiesto y robusto como si fuera un ciprés. Siempre se nos da bien hasta aquí, a la hora de madurar ya es otra cuestión. A ver si este año rompemos moldes y sale mucho y bien. Las gallinas lo agradecerán, pues sí que están lozanas y frondosas. Supongo que algunos ya no conocerán a los cuatro pollitos que nacieron justo cuando llegaban las vacaciones. Pues mirar qué grandes y cómo han crecido y no digamos nada de Flor, el que nació en la clase de infantil, que se ha hecho todo un adulto. Eso sí, os echan de menos y esperan que volváis no muy tarde…

< <

Misión de Lábrea (Amazonas)

La Parroquia de Santa Rita de Tapauá, en el Amazonas brasileño tiene alrededor del 40% ...

Te interesa...

> >
Buscar
Generic filters
Filter by Custom Post Type

X