FÚTBOL – Crónica del Infantil Recoletos A


A falta de cuatro jornadas para el final de la temporada 17/18 se puede decir que el resultado obtenido ha sido el esperado en cuanto a adquisición de conocimientos, pero por debajo de lo esperado en cuanto a resultados. Tras un inicio de temporada tardío debido a que la plantilla no quedó conformada hasta final de septiembre, los quince jugadores que la integraron fueron dándose cuenta de las posibilidades que tenían a pesar de enfrentarse a los que al final resultarán ser los mejores equipos del grupo 1 de la 3ª Provincial de Infantiles.

En el primer tercio de la temporada destacaron los triunfos sobre La Cistérniga y UVA Fundación Real Valladolid. El primero obtenido a base de lucha y a pesar de las numerosas ocasiones que tuvo el equipo rival; el segundo desarrollando buena parte de los conceptos que se iban introduciendo en las sesiones de entrenamiento que permitieron realizar un gran partido desde el punto de vista táctico gracias al esfuerzo de los chicos.

El segundo tercio de la temporada comenzó con importantes bajas que supusieron el estancamiento de la plantilla en cuanto a aprendizaje de juego colectivo haciendo que las sesiones de entrenamiento no pudieran ser todo lo provechosas que debieran. Ello tuvo su reflejo en los partidos de este tramo de la competición en los que el juego colectivo perdió protagonismo facilitando el juego de los rivales.

En la última parte de la temporada en la que nos encontramos volvemos a contar con la mayor parte de la plantilla lo que ha supuesto una mejora importante del juego que ha sido destacado por el rival en alguno de los partidos de fuera de casa y que estamos seguros que traerán victorias a poco que el equipo se mentalice del potencial que tiene y la necesidad de trabajar para desarrollarlo.

Por parte de los entrenadores solo cabe dar las gracias a los chicos que se han involucrado en las sesiones y en los partidos; confiar en que los que no lo han hecho al menos hayan aprendido algún concepto futbolístico desconocido para ellos;  a los Padres por su trabajo de “taxistas” para llevar a los chicos; al Club por permitirnos, un año más, entrenar un equipo de fútbol; a Lali por tener a punto las instalaciones; y al Colegio por prestarnos su nombre (esperemos que pronto preste algo más).

< <
> >
Buscar
Generic filters

X