HoniJulio día 5: “ ¡Socorro que viene el bus! “


Situación surrealista digna de un cuadro de Dalí y un esperpento de Valle-Inclán. A ver como explico yo esto… 35 individuos bajando por un camino estrecho y limitado por sus correspondientes bancos de vegetación de 3-4 metros de altura, vamos lo justo pa un coche y nosotros (en fila india y de espaldas al banco vegetal de turno metiendo la barriga y aguantando la respiración). Mala suerte, nunca pasa nadie. Hoy una boda. Curioso: coche con la novia, nosotros en fila aplaudimos; coche con el novio…lo mismo. Ehhh que viene otro!!! Y en ese momento tras la curva aparece de frente un autobús urbano completamente encajonado entre la vegetación y con la intención de avanzar hacia nosotros. Por detrás venía otro coche (padrinos o suegros…yo que sé) y nos damos cuenta que somos la mortadela del sándwich que están a punto de formar coche y autocar (tranquis, la velocidad media de ambos no superaba los 2 Km/h). La siguiente imagen que veo (yo iba el último arreando al ganado) es a todos corriendo en desbandada hacia mi y gritando: ¡¡¡socorro que viene el bus!!! (ver foto para comprender medidas bus-carretera). Total que los 35 a empujones hemos abierto un hueco lateral en un “bank” del camino; algo que está protegido por medio ambiente. No, si encima nos tocará pagar una multa por “desafiar la estrechez del camino”. Y… ¿ como terminó el asunto? Ya sabes, sigue leyendo…

A las 8 arriba como siempre. Pufff… sábado… nada más levantarte te tienes que poner en modo lavadora. Mientras unos desayunan otros empezamos el show del lava-seca en tiempo record. Todos clase, recreo, clase. Tú: lavadora, secadora, sube ropa, baja ropa y vuelta a empezar…conseguido! Para cuando hemos terminado de comer la ropa de todos seca y lista para repartir. En total 9 lavadoras (tienen 3 aquí) y 8 secadoras (tienen 2). Este año además no ha sobrado casi nada. De momento solo hay una camiseta huérfana sin dueño y 3 calcetines… ¿aparecerán esos desalmados que dejan abandonados a su suerte a la camiseta y sus calcetines? Esperemos que no haya que llevarlos a Pucela para que sean acogidos por el armarios para ropas huérfanas que hay en el pabellón B de nuestro cole.
Hoy marcha a Gittisham, pequeño pueblo curioso de ver por sus casas con tejados de paja, casas típicas de antaño en la zona. La marcha en principio discurre entre “Banks”, bancos laterales de vegetación protegidos por la ley debido a tener su propio ecosistema con miles de especies autóctonas tanto de vegetales como animales (la mayoría insectos). Después subidos por carreterucha estrecha a través de un bosque un tanto tenebroso. El típico que no deja pasar la luz… el típico donde tu te imaginas que abandonan a Blancanieves o que se esconde Robin Hood… vamos que te dejan ahí de noche y te … mueres de miedo. Preciosas estampas con miles de formas en los árboles. La subidita ha costado, todos axfisiados llegamos a la cima sin novedad. El kilómetro final es ya de bajada… y llegamos al pueblo. Tejado de paja si, tejado de paja también… foto grupo y…a tumbarse..todos derrotados.
Hay una pequeña iglesia anglicana muy cuca que siempre está abierta y rodeada del típico cementerio que tienen aquí todas las iglesias. Ideal para que nuestras criaturas (criaturas: término políticamente correcto para no tener que decir chicos y chicas, ni tener que pensar en que orden lo dices)… para que nuestras criaturas aprendan un pelín de todo lo relativo a lo anglicano, sus enterramientos, etc. Con la suerte además que había habido boda y hemos recogido del suelo miles de corazoncitos de papel biodegradable que tiran a los novios al salir de la Iglesia… qué romántico y ecológico.
Nos vamos. La vuelta ya no la hacemos por el bosque. Camino-carretera-estrecho directo a Honiton. Como todos andaban diciendo lo de ¿tenemos que volver andando?... les hemos dicho en broma: “no tranquis, vamos a la parada del bus que viene a buscarnos…” Viendo el pueblo y la carretera lo último que te imaginas es que hasta allí pueda llegar un bus… Zasca! Por abrir la boca!!!
Y así se produjo el hecho gracioso del día. Todos contra la pared. Pasa la novia (imaginaros los gritos : guapa, viva….). Pasa el novio (viva, feo….) Ya están todos. Ocupamos el ancho de la carretera y aparece allí el bus.. Tal era el cachondeo (por detrás venía un coche) que todos salen corriendo como huyendo… Nos metemos en un recoveco del bank con capacidad para 6 o 7… empuja por aquí, mete el culo por allá… los 35 dentro. Pasa el bus, pero como buenos españolitos no podíamos irnos sin saber como iban a “atravesarse coche y bus”. Y al final hemos sacado a relucir nuestra manía de meternos en todos los charcos: allí dirigiendo el tráfico y dando instrucciones a la conductora del coche: gira, gira, to tieso ahora, patrás, patrás, vuelve rueda…más, más… Impresionante. Pasaron… sigo sin saber muy bien como. Gran aplauso a la conductora y por cierto… el bus se marchó; oh… no era para nosotros.
Vuelta a casa sin novedad. Ducha y cena. Hamburguesas… ni te cuento…han volado. Tras la cena y pequeño tiempo libre hemos tenido misa. Más o menos la han seguido. Es curioso pero en estas misas, con esos de intentar seguirlas (tienes un papel-guión) y entenderlas los chicos están super concentrados. Han leído alguna lectura y el salmo responsorial. Toma dosis de inglés…
Velada en dos parte: Beatles con el Micro maldito y Teatro. Hoy tocaba Let it be de los Beatles. Tu aprendes el estribillo y luego te hacen un casting para ver si te cogen en el new BeatleHonishow. EL casting lo hacen con un micro mágico que funciona cuando hablas y si cantas mal deja de funcionar (lo compré en mi último viaje a las tierras mágicas del Potter). Las situaciones han sido de lo más cómicas en una maravillosa sesión dirigida por Pau Mcarthney.
Y a continuación inauguración de la temporada de teatro: Blancanieves, los enanitos, y el Lobo con sus siete cabritillos. Increible vestuario atrezzo elaborado por nuestras reinas “gomaevas” y con una actuación digna de los mejores teatros de Broadway. Aplausos y aplausos… Si resolvemos los problemas técnicos os subiremos los vídeo a la red.
Fin del día… intenso. Mañana a Bath, ciudad encantadora. Por aquí todos bien. Hasta la fecha hemos dado un medioparacetamol para un “creo que me duele la cabeza” y poco más. Que sigan así de felices y contentos y soltándose cada vez más en inglés. Nosotros, los mayores, nos hemos reído tanto que hasta casi hemos rejuvenecido… los chicos… unos crack.
29 honihogwardcitos con barriga encogida y 5 showman-men-woman-women a cada cual peor de la cabeza

No Images found.

< <
> >
Buscar
Generic filters

X