HonitUno día 1: Teletransportación YA

Qué se dejen  de historias, inventos y demás. Voy a convocar una manifestación multitudinaria a nivel mundial e incluso universal bajo el lema: ¡¡¡ Teletransportación YA ¡!! Hombre que esto no puede ser. El otro día se casca el bus, que por cierto era nuevecito; ayer metido en un tren “recorreInglaterradecaboarabo” 5 horitas con escalas en los parajes ingleses más insospechados; hoy se inunda la vía de tren justo por la que vamos a pasar (mira que podía ser la  del otro sentido… ); y ya para colmo los dos aviones que hemos cogido en los últimos días, van, y para llevar la contraria, salen a su hora y llegan antes de la misma…”pa tocar las narices”. Mira majos, dejaos de aranceles e historias y poned en funcionamiento la TELETRANSPORTACIÖN de una vez, que sabemos que la tenéis inventada desde que el Dr. Spok y sus orejas puntiagudas vinieron al mundo… (mundo Star-Trek)… pero claro como no renta…

A las 2’05 recibía un mensaje del jefe: han salido, todo bien (motivo para meterme con él porque yo estaba durmiendo plácidamente en London y me despertó el muy gracioso). A las 6’15 embarcando (otro mensaje… otro despertar…). Todos habían pasado el control sin más… bueno menos la teacher nueva que pasó un control de explosivos. Si a esto le sumamos que la otra pensaba que teníamos que ir a Bilbao… vaya pareja explosiva que nos hemos traído.

A lo que vamos: todos los chicos despegando a las 7’19 y aterrizados a las 8’05… El piloto un figura… Pasaportes, maletas y allí estaba yo con mi cartelito esperándolos como si fuera el conductor de una limousine esperando a alguien importante. Ya estamos todos… ¡¡¡a pegarnos un  atracón de trenes!!!

Primero de terminal a terminal Luego había que coger uno hasta Clapham Junction, estación donde haríamos trasbordo para pillar el que iba a Honiton. Cartelito sospechoso y odisea… Todos los trenes iban tarde porque debido a una tormenta se habían inundado parte de las vías de la zona (claro como en este país no llueve casi nunca los pobres no estaban preparados para una tormenta…).

Lo malo no  son los retrasos, lo malo es que ha medida que pasa el tiempo van cancelando trenes con lo que no sabes a cual te tienes que subir;  así que nos subimos al final a uno cruzando los dedos para que fuera el correcto y no nos echaran o apareciéramos en Santander. Llegamos a Clapham y habíamos perdido el nuestro. Nos tocaba esperar hasta las 11’ 30. En fin, habíamos perdido tan solo una hora. A las 2’15, hora inglesa, llegábamos a Honiton (total 13 horas de viaje… más o menos en la media habitual). En la estación nos esperaban con 2 coches para llevarnos las maletas. Y nosotros andando hasta nuestra nueva casa. Un paseíto para estirar piernas.

Llegamos, comedor, unos sándwiches, unas palabras de bienvenida del director…y… ¡¡¡siesta!!!

A las 5 salieron a investigar el pueblo e intentar preguntar direcciones a los lugareños. Como se nota el primer día…nadie se atreve… al final 3 o 4… Veréis dentro de 5 o 6 días como no es que pregunten… avasallan a la people!

Vuelta, ducha y cena. Puré y rebozados con patatas… Oye que se comieron más o menos el puré… Ni tan mal… Tiempo libre y a trabajar: preparación de aulas, espacios… y concurso en inglés sobre vocabulario inglés y realizado en inglés.

22’30: vaso de leche y a la cama. Todos andaban muertos. Los profes remuertos. Mañana clase y…ya os contaremos…

Bye, bye

 

Los 15 Honifrikis, sus 4 fantásticos y el azote de las Gaviotas

< <
> >
Buscar
Generic filters

X