El jardín del P. Jubera

Han pasado varios meses de la muerte del P. Ángel Jubera y su ausencia continúa haciendo daño en su querido “Sanagus”. Son muchos los Antiguos Alumnos y las familias que siguen preguntando por él, extrañando su presencia, acrecentando su recuerdo y dilatando su memoria.

El día a día se nos ha ido haciendo muy duro. Algunos decían que el tiempo lo cura todo, pero el temible Cronos no para de mellar nuestro sensible corazón y acrecentar en la nostalgia su huella. Sí, Ángel, te echamos de menos y te extrañamos, se nos hace dolorosa tu ausencia y tus recuerdos, lejos a amortiguar el dolor, hacen noche y vuelven penumbra nuestras vidas.

Seguimos recordando al “Ángel del San Agustín” con ansia y con dolor, con ternura y esperanza, con silencio y congoja. Como  seguimos teniéndote presente y deseamos que tu querido colegio te haga un hueco entre sus fornidos muros y extensos patios y, sabiendo tu conocida  afición y amor a la naturaleza, la defensa infranqueable que hacías de la ecología y la aceptación incondicional del medio ambiente, hemos pensado en dedicarte un jardín a la entrada del colegio, para que sigas siendo la amable sonrisa que fuiste en vida y para que todo aquel que entre en nuestro recinto, lo primero que reciba es el soplo fresco y el alegre aroma de tus árboles y tus plantas.

“El Haya” reposará en otro lugar, junto al carro de Isabel y el perro del P. Mateo, lugar más húmedo y sombrío, más acorde a su textura y más factible a la supervivencia. Pero aquí, en nuestro jardín de entrada, vas a estar bien rodeado. De momento tus amigos han donado un granado, un avellano, un madroño y un olivo, que se irán poniendo conforme avancen los trabajos de limpieza y llegue el mejor momento de plantarlos. Habrá varios espacios de diversas plantas, sin olvidamos de tus queridas endrinas o arañones. También han traído algunas plantas de interior, que hemos presentado en algunas de nuestras eucaristías en tu recuerdo y que esperan un lugar propicio para su presencia.

Por ahora hemos despejado el lugar, se ha realizado una poda a fondo, se ha removido la tierra y se está preparando la infraestructura, pronto llegará el momento de sembrar y plantar. Esperamos que te agrade el lugar y se convierta en el rincón favorito de tus añorados alumnos y sus queridas familias. Deseamos que, nada más entrar al colegio, todos puedan levantar el brazo, doblar el codo y repetir con pasión el gesto  del “Toma San Agus” de ese gigante navarro que nos alegró con su vida y nos regaló un corazón de oro.

 

< <

Final del campamento de verano en el colegio

Con la sexta semana, el campamento llegó a su fin. Esta semana la hemos dedicado ...

Te interesa...

> >

San Ezequiel Moreno

Fue obispo de Pasto, Colombia y realizó una importante labor pastoral, alzando la voz principalmente ...

Buscar
Generic filters
Filter by Custom Post Type

X