A la “conquista” del campo grande


Dicen que no hay mejor forma de aprender que experimentando por uno mismo. Que la ciencia se aprende por experiencia y que, cuando uno se aproxima al objeto de análisis, lo estudia mejor desde la cercanía y lo aprende para siempre desde el roce y el contacto, haciéndose imborrable para sus retinas e indeleble para su cerebro.

Eso es lo que pretendían los tutores de 2º de la ESO al acercar la naturaleza, la historia y la vida que encierra el Campo Grande a sus alumnos, sobre todo desde el prisma de la ecología y el medio ambiente, que es uno de los lemas del año en nuestro colegio.

Álvaro nos preparó una preciosa gynkana, ambientada sobre el marco del “Colegio en verde” y para allá nos fuimos con los 150 alumnos del curso. Para ser “ecológicos” nada mejor que una buena caminata por el parque de las Arcas Reales hasta la carretera Madrid, donde nos incorporamos al precioso jardín de la Ciudad de la Comunicación y desde éste hasta el Campo Grande. Total, cincuenta minutejos de caminata.

Además de disfrutar de las bellezas naturales que alberga el gran pulmón verde de la Ciudad, disfrutamos con la convivencia y el juego entre compañeros, saboreamos los espléndidos bocatas que nuestras madres nos habían preparado y culminamos el juego con una pequeña regañina de uno de los jardineros, pues algunos, en su afán de inmortalizar la escena en sus majestuosos móviles, se subieron a donde no tenían que subirse o se  acercaron tanto a los pavos y faisanes que más parecía una persecución en toda la regla que un sosegado estudio de la siempre vigorosa fauna del emblemático parque.

Cabizbajos y cariacontecidos reemprendimos el regreso nuevamente a pie hasta el colegio. Algunos llegaron cansados, otros venían felices por la aventura, se supone de compartir y convivir con los compañeros, aunque algunos exteriorizaban su júbilo por no haber tenido un día de clase. Esperemos que “la clase y el buen saber y sabor del día de convivencia” cale de lleno en sus corazones y haga de esta jornada de convivencia una fabulosa manera de aprender sin libros, aprendiendo de la vida y aprendiendo con los compañeros el valor de respetar, atender, defender y compartir la grandeza de una naturaleza maravillosa que tan solo la tenemos a “cincuenta minutos” de nuestras aulas y a tan pocos centímetros de nuestros corazones.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

< <
> >

Homenaje de la ciudad de Valladolid al colegio San Agustín

El lunes 3 de octubre el Colegio San Agustín se viste de fiesta para recibir ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X