Mensaje sobre la PAZ del Papa Francisco


El Papa Francisco envía su mensaje en esta Jornada Mundial de la Paz en el 50º aniversario de la celebración de estas jornadas, que comenzaron el 1 de enero de 1967 como una iniciativa del beato Pablo VI.

El Papa Francisco ha dedicado el 50º mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra en este primero de enero, a la propuesta del ejercicio real y auténtico, activo, de la no violencia como un estilo de política y un camino apropiado de llegar a la paz.

Francisco ha dividido su propuesta para este año en seis partes que, en una suerte de in crescendo, van proponiendo desde la descripción de la realidad actual hasta un llamamiento final sobre cómo superar esta realidad poco optimista. Los títulos de estas seis partes son “un mundo fragmentado”, “la buena noticia”, “más fuerte que la violencia”, “la raíz doméstica de una política no violenta”, “mi llamamiento” y “conclusión”.

El Papa no cierra los ojos a la compleja realidad de las violencias hoy en el mundo; un mundo en el que las guerras persisten, pero ahora de una manera, si cabe, más cruenta, al ser “por partes”, “fragmentada”, generalizada en casi todos los ambientes sociales; no en grandes campos de batalla donde se enfrentan ejércitos, sino en la vida cotidiana de las personas en todas las sociedades.

El paso que debe darse a continuación es poner en marcha la actitud del cristiano frente a esta violencia que caracteriza a nuestra época. Y entonces el Papa nos recuerda que Jesús, la Buena Noticia, tiene una propuesta continuada y coherente de “no violencia”. Y recuerda el amor al enemigo como el núcleo de la “revolución cristiana”.

Además, el Papa procede a explicar con ejemplos reales cómo la “no violencia activa” acaba siendo más fuerte y tiene más éxitos que la propia violencia. Algunos testigos, católicos o no, de la Historia son claros ejemplos: la madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, Khan Abdul Ghaffar Khan, Martin Luther King Jr., Leymah Gbowee, san Juan Pablo II o Teresa de Lisieux entre otros.

El Papa anima a que la familia sea la primera escuela de esta no violencia activa. La responsabilidad, el respeto, el diálogo sincero comienzan por practicarse en esta escuela de paz, actitudes que luego nos ayudan a construir sociedad.

“La construcción de la paz mediante la no violencia activa es un elemento necesario y coherente del continuo esfuerzo de la Iglesia para limitar el uso de la fuerza. (…) Jesús mismo nos ofrece un manual de esta estrategia de construcción de la paz en el así llamado Discurso de la montaña. Las ocho bienaventuranzas trazan el perfil de la persona que podemos definir bienaventurada, buena y auténtica”. Este es el llamamiento que hace Francisco a todo cristiano en esta Jornada.

Para además promover esta realidad, el Papa anuncia que desde hoy mismo comienza a funcionar el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral dentro de la estructura vaticana, con el objetivo de promover la justicia, la paz y la protección de la creación.

Mensaje íntegro del Papa Francisco para la 50º Jornada Mundial por la Paz.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

< <

El reto de la nube

El reto de la nube es un proyecto de trabajo en grupo, de alumnos de ...

Te interesa...

> >

Operación juguete 2016

El pasado 21 de diciembre, gracias al trabajo de Juan Luis y de su grupo ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X