Miércoles de Ceniza: se inicia la cuaresma


El día 1 de marzo la Iglesia conmemora el Miércoles de Ceniza, fecha en que los católicos celebramos día de ayuno y abstinencia y se realiza la imposición de ceniza sobre nuestras cabezas y que marca el inicio de la Cuaresma, es decir, los cuarenta días de preparación para la Pascua, que comienza con el Miércoles de Ceniza y termina en la tarde del Jueves

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

Santo.

Las cenizas se elaboran con la quema de ramas de olivo, que se guardan del Domingo de Ramos del año anterior, siendo luego bendecidas. La ceniza se impone sobre la frente de los fieles mientras los sacerdotes pronuncian las palabras “Conviértete y cree en el evangelio, o recuerda que eres polvo y en polvo te has de convertir”.

El término “ceniza” viene del latín cinis. Tiene un sentido simbólico de muerte y caducidad, así como de humildad y penitencia. La ceniza simboliza la muerte, la conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas. A los cristianos les recuerda que esta vida es pasajera y tan sólo una preparación de la vida eterna en el cielo.

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma, que viene de “Cuadragésima” y significa cuarenta.  La Iglesia llama en este tiempo a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo. La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

 ¿Por qué se impone la ceniza?

La ceniza es un símbolo. Su función está descrita en el artículo 125 del Directorio sobre la piedad popular y la liturgia:

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”.

< <

Preparando el nuevo sello de calidad

SELLO DE CALIDAD “MULTISITE Los directores titulares y generales junto con los coordinadores de calidad de ...

Te interesa...

> >

Imposición de la Ceniza

Hoy hemos regresado del puente de los carnavales y hemos tenido en el colegio la ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X