“No olvidéis a ese niño que fuisteis en el colegio…”


Graduación de los alumnos de 2º de BTO

“Una de las mejores graduaciones”, era el juicio unánime de quienes la vivimos.  El colegio visitó sus mejores galas para celebrar la graduación de la promoción 2000. Tuvo lugar la tarde del día 18, viernes con la presencia de toda la comunidad educativa. Alumnos y sus familias y amigos, profesores y religiosos vivieron una tarde llena de emociones, recuerdos del pasado y proyectos para el futuro.

La vida como servicio

El padre Jubera, acompañado de varios religiosos de la comunidad, presidió la eucaristía que daba comienzo a la graduación. Centró las palabras de su breve homilía en el mensaje del evangelio de San Juan: la prueba mayor de amor es dar la vida por los demás. Animó a alumnos a entender su futura vida profesional como un servicio, en ocasiones, gratuito a los demás.

Los alumnos participaron en las lecturas, preces y ofrendas. Y el coro San Agustín echó mano de su mejor repertorio en los distintos momentos de la celebración.

Imposición de becas

Este año fue la iglesia el escenario de la imposición de becas y ganó en solemnidad. Mejor escenario, imposible. Los tutores impusieron las hermosas becas, obsequio del Apa, a sus tutorados que recibieron un recuerdo de manos del director Roberto Vaquero Una foto en las escaleras del presbiterio inmortalizó el momento.

Encuentro en el Salón de Actos

Ángela Blanco, Gemma González Farto y Laura Tordable derrocharon espontaneidad, gracia, sentimiento, profesionalidad y cariño al colegio en la presentación del encuentro que siguió a la eucaristía y que tuvo lugar en un salón de actos en plena remodelación de sus butacas.

Hicieron un recorrido por su estancia en el colegio destacando momentos como el paso de etapa, las excursiones, fiestas, frases míticas de profesores. “La adolescencia es una enfermedad que se pasa con el tiempo” de César Luis, por ejemplo.

Y se fueron sucediendo sobre el escenario distintos videos con fotos de su trayectoria en colegio, actuaciones musicales muy aplaudidas de distintos grupos de alumnos y discursos. Una madre, Patricia Parrado, felicitó a los alumnos por haber llegado hasta aquí y agradeció al colegio no sólo la formación académica sino también humana. Pilar Mariscal, en nombre del APA, animó a los alumnos, ya en la puerta de embarque, a iniciar con suerte un gran vuelo. El director del colegio Roberto Vaquero centró su discurso en tres palabras: el deseo de que sean felices y se cumplan sus sueños, un agradecimiento a los padres por haber confiado a sus hijos al colegio San Agustín, y una invitación a seguir unidos al colegio y a formar parte de la Asociación de antiguos alumnos. Recordó al padre Juan Luis director titular, presente en el Capítulo Provincial de los Agustinos Recoletos que se celebra en Marcilla (Navarra).

Terminó el acto con una la escenificación de la canción de la “La Gran Noche” de Raphael coreada por todos los alumnos y hasta profesores y padres.

 

Vino español

         Para finalizar esta tarde mágica, el APA obsequió a todos los presentes con un variado y sabroso vino español en los comedores del colegio, ocasión para un diálogo amistoso y distendido.

Después, los alumnos y profesores se reunieron a cenar en un céntrico restaurante de la ciudad y, tras la cena, comenzaba la gran noche: ¿Qué pasará, qué misterio habrá, puede ser mi gran noche”.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

 

< <
> >
Buscar
Generic filters

X