Oporto día 1: “Subiendo al cielo con enchufe”


Yo iba sobradito y feliz…hoy me tocaba subir por enésima vez las infinitas escaleras del Santuario de Braga. Esas que , cuando crees que ya han terminado, descubres que no han hecho más que empezar; miras para arriba y ves el santuario tan lejos que estás seguro que dentro está Dios y toda su gente…el cielo está ahí y el infierno es todo lo que pasas para llegar subiendo las escaleras. Pero hoy, decía yo, estábamos enchufados. Viene el jefe con nosotros y como ese seguro que tiene enchufe seguro que esto es más facilito…si,si,…ya,ya… El “enchufado” ha subido a su bola como si nada (por la ligereza de sus pasos era obvio que estaba enchufado) y el resto (mayores, pequeños, etc) nos retorcíamos como los pobres ciclistas de la cola del pelotón subiendo el Alpe du’Huez.

Llegar, hemos llegado…fuera de control, y para colmo el cielo-santuario estaba cerrado… menos para el “enchufado” que para darnos en las narices nos ha recibido cual fotógrafo saltarín reflejando nuestras caras de sufrimiento (obviamente esas fotos las he censurado).

Antes de seguir todo hay que decirlo: que gan día. Horarios, viaje, visitas,albergue, el Duero, el Océano Atlántico…solo nos ha fallado Iker Casillas; habíamos quedado con él pero ha tenido  que ir a recoger a Sara que se estaba haciendo las uñas.

Salida cole normal. Pasamos 20 veces lista. Parada en A Gudiña.Adultos café, alumnos las consabidas Pringles (para los no iniciados: patatas en forma de ola y bien prensadas, metidas en tubo de cartón y que no se acaban nunca).

Llegada a Braga 12’30. Teníamos pevista una visita Gymkana por los monumentos más importantes de la ciudad. Todos los grupos han participado con entusiasmo tal y como podéis ver en las fotos, descubriendo una ciudad totalmente desconocida. La anécdota ha estado en que todos querían poner en práctica su portugués (incluso una iba con los apuntes); a todo el que pasada le decían Bom Día a ver si contestaba…todo bien hasta que un señor se ha vuelto y le ha dicho a un alumno en perfecto castellano: “majo, a estas horas se dice Boa Tarde”. Risas y cachondeo…

A las 2 (llevamos un rato en hora portuguesa) llegábamos al santuario. A subir escaleras (con esto del cielo os diré que me ha tentado el diablo porque hay ascensor…tranquis, he resistido). Posiblemente los chicos recuerden esta subida por mucho tiempo, a tenor de lo que comentaban: preciosa. Increíbles vistas, increíble simetría en las escaleras, las fuentes…todo. Qué satisfacción…les ha gustado!

Bajamos y a comer. Rato de relax en las mesas campestres que hay abajo. El tiempo se arruga un poco pero bien, sin mucho frío. A las 3’40 salíamos para Oporto…chan, chan…a las 5 en punto aparcábamos en la puerta del albergue. Lío-follón-jaleo-tumulto-reparto de habitaciones…visita al WC y poco más. Al bus. Oporto a lo mejor sólo se vive una vez.

Y seguimos cumpliendo horarios (increíble)…a las 6 en el estadio del Oporto. El edificio es de tal belleza arquitectónica moderna que ha impresionado a todos (yo tenía mis dudas). Vuelta completa al estadio, visita la tienda (uno se ha comprado por 1’50 una piruleta del Oporto) y a cenar en el centro comercial Alameda donde los chicos pueden disfrutar de esos monumentos internacionales y de gran importancia histórica: Burguer King, McDonald’s, KFC…

Vuelta al bus, al albergue…y…chan, chan…todavía queda visita nocturna al Duero, Océano Atlántico,desembocadura… Bajamos por angostas callejuelas en absoluto silencio…cruzamos las vías del tanvía y… seguimos el curso del río hasta desembocar en el Atlántico. Fotos, fotos…Vuelta al albergue…ahora si…ducha y cama. Mañana nos espera Oporto Total

Un gran día…esperemos seguir así. Ah…por cierto…todos están bien…a punto de levantarse…8’30 desayuno…

Seguiremos informando

< <

Curso de RCP

Otro de los cursos que ofrecemos  es el Curso de Reanimación Cardiopulmonar.  En la mayor ...

Te interesa...

> >
Buscar
Generic filters

X