San Agustín apuesta por el Amazonas


Muchos alumnos del colegio han aprovechado los meses de abril y mayo para conocer mejor la realidad de la Amazonia brasileña y de las personas que día a día viven y cuidan de uno de los más importantes biomas para la conservación de la vida en el Planeta.

Mientas los focos en los medios de comunicación suelen estar en las grandes catástrofes ambientales causadas por empresas de la agricultura y ganadería intensivas o de la explotación de hidrocarburos y minería, que cada año quitan más terreno a la selva amazónica, pocas veces se tiene la oportunidad de conocer cómo es la vida de quienes habitualmente viven en ese medio, sean o no indígenas, pero que han logrado convivir con la selva de una manera simbiótica: de la que obtienen lo necesario para vivir en una economía sostenida y sostenible, y por ello son la vanguardia en su cuidado y defensa.

Pocos saben de la existencia de las llamadas Reservas Extractivistas, o de las aldeas rurales diseminadas por los cauces de los ríos donde la pesca y la agricultura de subsistencia se llevan a cabo de forma sostenible y respetuosa con el medio.

Estos habitantes tradicionales de la selva sufren graves dificultades: el olvido del Estado en cuanto a la oferta de servicios públicos educativos o sanitarios; la dificultad del acceso al agua potable o al saneamiento aunque vivan en la región donde está el 20% de todo el agua dulce del planeta; las trampas de las grandes empresas para robarles la posesión legal de las tierras que habitan desde hace generaciones y que les dan de comer; la corrupción política, la falta de empleo de calidad, la poca expectativa para los jóvenes; o el hecho de haberse convertido la región en una de las zonas de interés para el tráfico mundial de personas o de drogas por sus fronteras permeables, sus distancias y los miles de cursos hídricos que permiten el transporte sin muchas posibilidades de control y seguridad.

El Ayuntamiento de Valladolid, a través de la Red Solidaria Internacional Agustino-Recoleta Arcores, ha colaborado con los Agustinos Recoletos y la Prelatura de Lábrea para dotar a las comunidades rurales de base que habitan en la selva mayor formación sobre sus derechos, apoyo en sus reivindicaciones sobre la tierra que cultivan, formación de liderazgo y empoderamiento social.

De este modo, los jóvenes vallisoletanos también han podido conocer, a través de charlas, conferencias, paneles informativos y testimonios directos qué proyectos sociales ayudan más a estos habitantes de la selva situados en la vanguardia de la defensa de un medio, la selva amazónica, en el que se la juega toda la humanidad, pues es esencial para la defensa del planeta.

Además de esta sensibilización, los alumnos del Colegio San Agustín también han podido poner su granito de arena y han celebrado algunas actividades, como la Carrera Solidaria, el bocata y la Cena donde, además de la sensibilización recibida, han podido poner un poco de su esfuerzo para mejorar la calidad de vida de esas personas que, aunque viven tan lejos, defienden con su vida cotidiana el planeta en el que vivimos todos.

< <
> >

Premiada en el concurso de Coca Cola

Tercer premio de jóvenes talentos de relato corto organizado por Coca Cola  El viernes 31 de ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X