Sierra Nevada Día 2: El cinturón del telesilla

Ehhhhhhhh! Vosotrooooos! Los dos alumnos que iban delante en el telesilla muertos de miedo con sus piernas colgando giraron temerosamente la cabeza.

¿Queréis poneros de una santa vez el cinturon de seguridad? Ambos empezaron a mirar nerviosamente por todos lados a la vez que se oía una sonora carcajada por toda la montaña de todos los viajeros que subían y bajaban. Resulta que el telesilla no tiene cinturón. Cayeron casi todos en la trampa…je, je, je. El día fue largo, cansado pero moló: solo ver las caras de satisfacción  de todos  después de haber esquiado por primera vez merece la pena. Hoy una alumna me ha escrito parte de lo que fue el día…

A mi me toca el final del mismo: tras la cena, un figura que había en el albergue hackeó no se qué y vimos el  clásico en compañía de todos los habitantes del albergue. A las 11 todos subían muertos a dormir. Un día para recordad. Os dejo con el relato…

Relato  de una alumna sobre el día de ayer:

Nos levantamos pronto para ir a desayunar, ya que teníamos que venir pronto para no esperar cola en el telecabina. Nada más terminar, fuimos a las habitaciones a coger todo el material para esquiar: botas, casco, gafas, y guantes. Cuando ya estábamos preparados nos bajamos a la  recepción a esperar a que todo el mundo estuviese listo para irnos. Una vez listos, nos fuimos directamente al autobús, cuando el trayecto en autobús llego a su fin, procedimos a cambiarnos las botas preesquí a las botas para esquiar.

Cuando ya estábamos todos listos, fuimos de camino a la jaula donde estaban el resto de nuestro material de esquí, luego cuando ya teníamos todos nuestro material nos fuimos a la cola para entrar al telecabina. Estuvimos esperando varios minutos hasta que la cola llego a su fin y pudimos coger el telecabina. Al llegar arriba de la montaña, nos separaron en grupos según nuestro nivel,  los que nunca habíamos esquiado aprendimos lo básico, hasta que estuvimos listo para bajar varias pistas, pero solamente verdes, los avanzados estuvieron haciendo varias pistas rojas y azules. Llego la hora de la comida, y todos nos reunimos en la Escuela Española de Esquí, para ir a comer al chiki club.

Allí estuvimos comiendo y descansando, ya que había hecho mucho calor y lo necesitábamos. Una vez terminamos de comer, cuadramos con los profesores que estaríamos hasta las 16:45 haciendo esquí libre. Así cada uno estuvimos haciendo las pistas que habíamos hecho con los monitores por la mañana, cuando terminamos nos reunimos donde habíamos quedado con los profesores, durante ese rato estuvimos haciendo una guerra de nieve, varios de nosotros acabamos empapados.

Cuando ya estábamos todos, nos bajamos en la telecabina. Después cuando ya estábamos todos acordamos con los profesores que teníamos una hora libre, para pasear luego quedaríamos con los profesores en la telesilla, ya que subiríamos al hotel en ella.

Por si alguno está preguntándoselo: todos están bien y adaptados a la vida del esquiador, que no es fácil. Mañana más (por cierto, la temperatura increíble)

El Yeti (reconvertido a periodista porque  ya no se asusta nadie)

No Images found.

< <
> >
Buscar
Generic filters

X