Taller de formación profesional con nuestras máquinas de coser


Era el mes de abriL, a través de Don Carlos de la Fuente, se puso en contacto con nosotros la Doctora Olga Ramírez, pediatra madrileña, que trabaja normalmente en Collado-Villalba (Madrid) pero que desde 2012 colabora activamente con las Clarisas en Sierra Leona, que cuentan con centros educativos y sanitarios en las localidades de Lunsar, Mile 91 y Mange Bureh. Decenas de voluntarios y profesionales en nombre propio, y organizaciones como la Fundación Atabal, África Directo, Ayuda Contenedores o Susila Dharma colaboran con ellas.
Nos pedían ayuda para fortalecer la tremenda labor que la Doctora está realizando junto a las hermanas Clarisas en el taller de costura de Lunsar. En principio nos sonó quimérico, luego nos pareció imposible, pasamos a considerarlo una locura y después, por no decir que no al “bueno del ilustre samaritano de Valladolid” lo vestimos de practicidad aportando algún kilo de arroz a esa “desatinada campaña de las máquinas de coser”, que no sabíamos cómo o de dónde podrían aparecer o en dónde las podríamos localizar.
Pues los milagros existen y la bondad de la gente surge de manera natural cuando la generosidad cubre la angustia, el sacrificio se impone a la necesidad y la benevolencia y compasión arrasan sobre la indiferencia y el mal. Y eso es lo que podemos comprobar en la locura de esta campaña, que parecía imposible (aunque para Dios no existe tal concepto) y se ha hecho realidad ante la donación de unos objetos, queridos y apreciados, más valorados por la nostalgia del cariño que por la utilidad práctica que aportaban y que fueron entregados con la alegría de que volvieran a servir para crear vida y para aportar esperanza.
Y aquí tenemos a estas jóvenes, en su flamante escuela de formación profesional, pues las otras fotos correspondían al taller de costura, donde ellas aprenderán un oficio que les abrirá la puerta para poder vivir ellas y sus familias con aquello que un día sirvió a otros para dar vida y trabajo a su familia.
Estamos celebrando el día de “Todos los Santos”, que son esos santos anónimos, los del día a día, los del andar por casa, que no tienen la grandeza y el relumbrón de los grandes e ilustres personajes que nos encandilaron con sus enormes empresas, pero que están como ellos en la presencia de Dios. Seguro que esas madres y abuelas, “nuestras queridas y apreciadas santas”, que un día cosieron hermosos vestidos con sus flamantes máquinas, estarán orgullosas de que sus descendientes hayan dado una nueva oportunidad a sus vetustas herramientas y hayan abierto el camino de la vida para jóvenes, que al igual que ellas, tendrán una vida dura y difícil para ganarse el pan con el sudor de su trabajo.
¡Gracias a los donantes, gracias a la doctora y a las clarisas y que el empeño y el arduo trabajo de estas chicas nos estimulen a todos por el camino del esfuerzo, del sacrificio y del deber cumplido!.

< <
> >

Día de todos los santos. Segundo de primaria.

DIA DE TODOS LOS SANTOS   Coincidiendo con la fiesta inglesa de Halloween, el 1 de Noviembre, ...

Te interesa...

Buscar
Generic filters

X