¡TODOS CON TAPAUÁ! DÍA SOLIDARIO, 5 DE ABRIL DEL 2019


[Best_Wordpress_Gallery id="2552" gal_title="Día solidario 5 de abril"]

Desde el Colegio queremos realizar una actividad de apoyo al desarrollo humano en la comunidades urbanas, ribereñas e indígenas del río Purús en el municipio de Tapauá, en el Amazonas de Brasil.

La violación de derechos fundamentales de los habitantes de estas comunidades de Tapauá (Amazonas, Brasil) lleva al colegio a diseñar un proyecto de desarrollo humano para fortalecer la educación y potenciar el desarrollo que les permitan defender sus derechos básicos (salud, educación, vivienda, propiedad de tierras, cultura, lengua), promover la protección del medio ambiente y su aprovechamiento como un medio de supervivencia.

Situación física:

La Prelatura de Lábrea es una de las zonas más aisladas del mundo. La distancia que separa a Tapauá de Manaos en vía recta es de 565 Km y por vía fluvial alcanza los 1.176 Km. El mejor tiempo para viajar por la zona es el invierno (de octubre a marzo), ya que los ríos están en su máximo nivel y se puede entrar en casi todos los lugares de la selva. Las temperaturas medias anuales son una mínima de 24ºC y máxima de 34ºC. El elevado índice pluviométrico es de 2.250 ml a 2.750 ml.

En la selva virgen no existen carreteras siendo los ríos las vías de comunicación. El río Purús es la columna vertebral de la Prelatura de Lábrea, de la que forma parte el municipio de Tapauá. Este está surcado por muchos otros ríos- afluentes: Ipixuna, Jacaré, Tapauá, Cunhuã, Abufarí y Itaparanã.

En el municipio de Tapauá, más de 300 familias residen en Unidades de Conservación de la Naturaleza donde no se permite la presencia de moradores, ni la práctica de extractivismo o cualquier otra práctica agrícola, entre las que se encuentran la Reserva Biológica e Abufari creada hace más de 30 años (anexo 1.7). Otros cientos viven en reservas extractivistas pero no han recibido el Contrato de Concesión del Derecho de Uso o Término de Autorización de Uso Sostenible a través del cual pueden acceder a financiamiento, pensiones y otros beneficios que les da ser propietarios de una tierra, como es el caso de las comunidades de la región de la Unión.

Tapauá pertenece al estado del Amazonas brasileño. Se sitúa a una altitud de 54 m sobre el nivel del mar y su densidad demográfica es de 0,3 hab/km². Tiene un área de 89.713,1 km2 y está surcado por ríos, sus principales y casi únicas vías de comunicación: el Purús, el Tapauá, el Ipixuna y el Itaparaná. Limita con los municipios de Canutama, Coari, Berurí, Anori, Manicoré y Humaitá.

La población es de 19.077 habitantes, de los cuales, 10.075 son hombres y 9.002 mujeres. La sociedad de Tapauá es joven, de estructura piramidal, el 52,07% de la población tienen entre 0 y 19 años. La esperanza de vida no es alta, el 4,85% de la población tiene 60 años o más. La mujer tapauense tiene que hacer frente a una sociedad altamente machista.

La población está compuesta por una mezcla de razas: blancos, negros, indios y caboclos. En Tapauá hay 11 comunidades indígenas, la mayoría de ellas de raza apurinã.

Los servicios públicos de educación y salud son deficitarios en todo el municipio, especialmente en las comunidades ribereñas e indígenas que son casi inexistentes. No cuentan con infraestructuras, personal especializado y equipos suficientes y de calidad para hacer frente a una población altamente empobrecida y expuesta a múltiples factores de riesgo. Son abundantes los casos de malaria, hepatitis, tuberculosis, lepra y dengue y de infecciones provenientes uso y consumo de agua contaminada, desnutrición, deshidratación y enfermedades dermatológicas. También son comunes las picaduras de insectos y serpientes.

La tasa de mortalidad infantil durante el primer año de vida es muy alta. Los ribereños e indígenas sobreviven de la medicina natural, ya que están a varios días de distancia en canoa de cualquier centro médico y muchos mueren sin atención por pequeños incidentes.

En la sede del municipio funcionan tres escuelas, dos son de educación primaria y una de educación secundaria. Los menores que residen en las comunidades ribereñas e indígenas deben trasladarse en canoa hasta las comunidades donde se imparte primaria. Las aulas no cuentan con los servicios básicos de ventilación, higiene, materiales educativos necesarios y las clases están masificadas. En Tapauá no existe formación superior. El 70% de la población que vive fuera de la ciudad está en situación de analfabetismo, frente al 30% de la población urbana.

Se ha incrementado la quema de la selva amazónica para pastizales y la extracción masiva de árboles por los latifundistas y hacenderos, la contaminación de los ríos va en aumento por la falta de sistemas de saneamiento adecuados y el vertido de productos químicos, así como por la falta de un sistema de recogida de basuras.

Objetivos Desarrollo Sostenible

Los objetivos de desarrollo sostenible sobre los que trabaja el proyecto, para el que solicitamos colaboración son:

- Acabar con la pobreza y reducción de las desigualdades: El proyecto atiende a la población más vulnerable de una de las localidades de Brasil con menor IDH: las comunidades del municipio de Tapauá, en situación de extrema pobreza procedentes de familias numerosas y con problemas para acceder a los servicios públicos mínimos de salud y educación. A través de la formación y el empoderamiento de las comunidades en la defensa  de sus derechos, se intenta paliar el aislamiento geográfico, el deficiente sistema de políticas públicas existentes, la violación de derechos a los que están sometidos y la ausencia de participación de la población ribereña e indígena en la vida y sociedad del municipio.

Igualdad de género: El proyecto tiene muy en cuenta el papel de la mujer en la sociedad tapauense y en las comunidades rurales, priorizando su participación como líderes comunitarias y como madres de familia.

Vida de ecosistemas terrestres: Desde la Pastoral de las Curvas se pretende sensibilizar sobre los recursos naturales y la defensa de la selva amazónica, así como garantizar el respeto y no explotación de las áreas declaradas reservas naturales en el Amazonas.

 

Los efectos de la contaminación, explotación y destrucción de la selva amazónica están reduciendo la cantidad y diversidad de los recursos naturales de los que sobreviven (madera, flora, fauna y agua) las comunidades indígenas y ribereñas. Las leyes medioambientales y sistema económico existente atentan contra el derecho de uso y disfrute de tierras, en las que los ribereños e indígenas viven desde hace décadas:

* El 90% de los ribereños no son dueños de las tierras en las que viven y trabajan. Por una parte, la región de Abufari (río Purús abajo) es una Unidad de Conservación de la Naturaleza, un área protegida que no permite actividad humana. Todos sus moradores están infringiendo la ley y por tanto, no pueden beneficiarse de las políticas sociales. Por otra parte, en la región de la Unión-áreas de la vega y litoral (río Purús abajo) son tierras públicas sin regularizar, la mayoría de los pobladores no tienen el contrato de concesión de derecho a uso las mismas y esto propicia múltiples invasiones, conflictos por la tierra y uso de recursos naturales.

- Los ribereños y los indígenas luchan por los mismos recursos naturales, practican el extractivismo invasivo y descontrolado y desconocen los instrumentos de extracción agraria, caza y pesca sostenibles.

Siguen existiendo tierras, caucherías, lagos y castañares que pertenecen a hacenderos que explotan laboralmente a los ribereños e indígenas que las trabajan. Les ceden el terreno para vivir a cambio de la producción agrícola, estableciendo relaciones de esclavitud, sin ninguna relación laboral, seguro y derecho a jubilación.

La presencia ilegal de latifundistas en áreas protegidas del Amazonas que deforestan la selva, destruye la flora y la fauna y contaminan el agua de los ríos.

La Prelatura de Lábrea lleva trabajando sobre esta realidad en el municipio de Tapauá desde hace más de una década, a través de las pastorales sociales (Pastoral de la Tierra y Pastoral de la Infancia) y la promoción de una ciudadanía comprometida y solidaria. El proyecto presentado plantea una serie de intervenciones formativas, informativas que: mejorarán la salud de las gestantes y menores de edad de 0 a 6 años con problemas de salud; proporcionarán recursos a los ribereños e indígenas como sujetos de derechos; facilitarán a los ribereños e indígenas procedimientos legales, habilidades sociales y metodologías extractivistas sostenibles y no invasivas, para mejorar la situación del uso y disfrute de la tierra en la que viven.

 

 

.- POBLACIÓN BENEFICIARIA

Familias residentes en las comunidades urbanas, ribereñas e indígenas del municipio de Tapauá en situación de extrema pobreza: infravivienda y falta de medios económicos para cubrir las necesidades básicas.Los ribereños e indígenas viven de la pesca, caza y de pequeñas explotaciones agrícolas, economía de subsistencia.

Analfabetismo general o analfabetismo funcional entre los referentes adultos de las familias.

Falta de formación en materia de salud y prevención sexual. Como consecuencia, padecimiento de frecuentes infecciones, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados y peligrosos.

Alimentación deficiente: sistema inmunológico debilitado y déficit en el desarrollo físico y cognitivo, especialmente en los menores de edad.

Múltiples enfermedades entre las gestantes y menores de edad por el uso y consumo de aguas contaminadas, accidentes, violencia intrafamiliar, desnutrición, deshidratación, desconocimiento de medidas preventivas y atención médica deficitaria o inexistente. Alta tasa de mortalidad infantil.

Familias indígenas aisladas, sin conocimiento de sus derechos, ni de la lengua portuguesa. En ocasiones sufren invasiones de latifundistas que acaban expulsándoles de sus tierras.

Familias ribereñas e indígenas aisladas sin acceso a los recursos educativos, ni sanitarios públicos.

Personas con formación básica o sin ella, sumisas, indefensas que no se consideran sujetos de derechos.

Familias sin educación básica y desconocimiento de sus derechos civiles, políticos, económicos y sociales.

Comunidades ribereñas e indígenas que sobreviven del extractivismo controlado o son explotados por latifundistas

Familias que viven en unidades de conservación de la Naturaleza de forma ilegal o en tierras de las que no poseen el contrato de uso y disfrute. En cualquier momento pueden echarles de la tierra que les permite sobrevivir.

< <

Francia 19: Nos vaaaamoooossss!!!!

Majos el Viernes a las 7'30 a.m. sale el bus destino Barajas... Pasaporte, DNI, Tarjeta ...

Te interesa...

> >
Buscar
Generic filters

X