Viernes Santo: la muerte en Cruz


En el Viernes Santo los cristianos conmemoramos la muerte de Jesús de Nazaret. Y la Iglesia católica nos invita, como penitencia, a guardar ayuno y abstinencia.

El Viernes Santo es, fundamentalmente, un día de duelo durante el cual se recuerda la crucifixión de Jesucristo en el Calvario, quien se sacrifica para salvar a la humanidad y darle vida eterna. Por eso, la cruz se toma como símbolo de victoria y constituye el triunfo de Jesús sobre la muerte, siendo motivo de gloria y adoración.

Este día, en las iglesias, las imágenes —principalmente el crucifijo— se cubren con tela morada en señal de la ausencia de Jesús. La imagen de la Virgen María, por su parte, se viste de negro como muestra de su luto.

También es costumbre rezar el viacrucis y meditar sobre las siete palabras de Jesús en la cruz, así como participar en la liturgia de adoración a la cruz, y acompañar a Jesús en el sufrimiento. Y hoy suelen salir las mejores procesiones a la calle.

Una de las tradiciones más populares del Viernes Santo es la representación del viacrucis, dramatizada con actores, donde se revive todo el recorrido de Jesús desde el Pretorio, donde es condenado a muerte por Pilato hasta el Calvario, donde muere en Cruz.

No hay ninguna galería seleccionada o la galería se ha eliminado.

< <
> >
Buscar
Generic filters

X