Win 2: La alemana, ¡oh my friend! …y unos ganchos


Todos tenemos siempre una vecina "especial". Nosotros aquí también, nuestra particular amiga conocida por todos como "la alemana". Mira que hay alemanes en este sitio pero esta es "la alemana". Germana grande de 2 x 2, algún tatuaje o piercing (la verdad es que nos da miedo mirarla por si nos suelta alguna así que no tengo muy claro que lleva...) y una buena dosis diaria de mala leche (desconocemos si con lactosa o no). El caso es que se ha estado quejando varios días del ruido que meten los nuestros al irse a la cama.

El problema es que hay unas puertas anti-incendio, tochas ellas, que pesan tanto como la puerta de recepción del colegio, y que al tener mecanismo de cierre con vida propia, cada vez que las sueltas pegan un portazo espectacular. Multiplica ahora por 8 el número de puertas que atraviesan los nuestros para irse a la cama y te puedes imaginar el escándalo que se forma.

Pues nada, nos pusimos en plan polis malos y hace dos noches les hicimos subir a las habitaciones de uno en uno con una diferencia de dos minutos entre ellos (como en las contrarreloj del Tour). Asimismo cada vez que atravesaban una puerta tenían que cerrarla suavemente; si metían ruido volvían a bajar, etc, etc... Record mundial, más de una hora en meter a todos en la cama. Al menos nos quedaba la satisfacción de no haber metido ruido y que nuestra amiga pudiera dormir plácidamente.

A la mañana siguiente fuimos a preguntarla con una sonrisa que qué tal había dormido y nos contestó que no había estado mal pero que seguía habiendo ruido... Flipamos porque además estuvimos haciendo vigilancia hasta altas horas y no hubo un solo ruido... Imaginaros la cara que pusimos, lo que pensamos y lo que le contesté: "los nuestros no han sido". De repente se vuelve hacia mi con cara de "cuidado abuelo que te machaco" y me dice: ¡Qué...! Como podéis imaginar yo valientemente contesté: nada, nada...

Por supuesto si la vemos ir o venir por el campus nos cruzamos, nos da miedo...  y además la siguen dos compinches de igual tamaño... Pero he dado con la solución...creo. He comprado unos ganchos con goma elástica en plan "las antiguas bacas de los coches cuando Alfredo Landa salía de vacaciones con la casa entera encima del coche" y hemos atado los ganchos a las puertas y a los radiadores, grifos de la cocina...lo que pillemos vaya. Esta noche los estrenamos. Ya os contaremos los resultados... (al final dormimos en la calle para no meter ruido, ya veréis).

Tras las clases y comidas hoy fuimos de excursión a Salisbury: los miniwin, los saudíes, los omaníes, tres alemanas nuevas (estas guay) y se nos han intentado colar 3 franceses pero les ha salido rana. Nos guiaba otra monitora distinta, Amelie, alemana ella también pero con un acento inglés de Gales por lo menos (los monitores de aquí tendrán su capítulo aparte también más adelante). Nos ha enseñado por encima donde está la catedral y cuatro cosas más. Después, a fin de que los nuestros interactuaran y conocieran a fondo el sitio, han participado en un juego que preparamos el turno pasado y del que podéis disfrutar viendo las magníficas fotos que hay en la carpeta Salisbury del turno 2. La verdad es que el pueblo es espectacular. Por cierto, en la carpeta de Vida en el Campus todos los días cae alguna foto nueva; hoy hemos hecho alguna de las clases con sus profes.

Duchas, cena y teatro. Va tomando forma, veremos las representaciones... aunque el principal objetivo ya está conseguido: indagar en la historia británica. Para terminar la noche un juego de grupos...y varios finales cuanto menos curiosos. Los saudíes y omaníes enseñando un baile a los nuestros (hay foto) ... para verlo, mejor dicho, para vernos (yo también he intentado el baile).

Ya están todos en la cama. Los ganchos colocados. Ni el más mínimo ruido. No sabemos si nuestra alemana está o no. Crucemos los dedos. Salvo uno afónico (ignoro si es por gritar o por hablar tanto inglés), el resto en buen estado aunque va apareciendo el cansancio.

Arturo, Ginebra, los miniwintwo y la niña...

Aquí hubiera terminado la crónica de hoy pero he tenido al finalizar una de esas experiencias que dejan huella. Mientras hacía la ronda exterior nocturna me he encontrado al Activity Manager (un tío de Ávila que hay por aquí y que dicen que manda mucho pero me pega a mi que no...), pues eso, que me lo he encontrado de cháchara con los responsables saudí y omaní. Allá que me he visto en medio de la conversación, la cual ha derivado facilmente en temas de religión, inmigración, y todas esas cosas que os podéis imaginar. Allí, bajo un árbol, en WInchester, UK, a las 23'30, estábamos 4 tíos dispares y posiblemente "mindundis" hablando de todas estas cosas en inglés con naturalidad, tranquilidad, con empatía, con admiración... no sé como explicar esto pero ha sido el "momentazo" del verano. Nunca habría imaginado en mi vida que iba a tener la oportunidad de contrastar ideas, sentimientos y vivencias con gente tan distinta y a la par tan cercana en muchas cosas. Gran momento para Dumbledore.

< <
> >
Buscar
Generic filters

X