Colegio

San Agustín

agustinos

recoletos

Valladolid

Colegio

San Agustín

Valladolid

Mecano en Winchester y Londres (día 7)

Hace un rato mis compañeros, ante el resto de alumnos, me entregaron el premio “Me estoy jugando la vida por…” cuando en realidad querían entregarme el premio “Hoy no me puedo levantar” haciendo alusión a la canción de Mecano. Leído así imagino que el personal pensará que me he vuelto loco así que explicaré algunas cosillas.

Desde el año pasado se ha hecho famosa en todos los viajes una frase cuando los chicos están cruzando cualquier calle y yo me pongo en medio de la calle para evitar que les atropelle un coche: “vamos, deprisa, que me estoy jugando la vida por vosotros…”. Esta frase se ha vuelto viral en cada viaje y además de Winchester el año pasado y este, ha sonado ya en Lisboa, Oporto, Palencia…. De ahí que quisieran tener un detalle de manera irónica bajo el nombre de “me estoy jugando la vida por vosotros…”; pero ayer por la mañana se cruzó Mecano con nosotros y hubo que resolver un problema urgentemente (cotillas, problema que no os voy a contar y que en nada afecta a los alumnos aquí presentes) pero que dice mucho de la calidad humana y profesional de mis dos compañeros. Además de todo el trabajo van mucho más allá. Sin ellos esto es imposible y si encima las cosas se ponen un rato cuesta arriba son como dos ángeles caídos del cielo. Ni una mala cara, ni un reproche. Grandes.

Gracias Fernando, gracias Berta: por hacer que este viaje sea inolvidable para los alumnos/as, por cuidar de ellos/as, por quererlos y por hacerme disfrutar a mi también y por hacer que también sea inolvidable para mi. Además, Winchester os quiere y lo sabéis (y yo…). Al final somos como Mecano y cada uno con su propia canción: el que escribe con “Hoy no me puedo levantar”, Fernando con “Hijo de la Luna” y Berta con todas las demás que para eso es la chica y las canta todas… (imagino que después de esto me matan).

El día comenzó a velocidades increíbles (fuimos tan rápidos que incluso una mochila no pudo seguir nuestro ritmo y se quedó en Winchester): a las 6:00 arriba, a las 6’:10 desayunando, a las 6:20 revisión habitaciones, a las 6’30 saliendo, a las 7:00 en la estación… Total que nos han sobrado, tras repartir los billetes y entrar, unos 15 minutos hasta la salida del tren, a las 7:25. A las 8:35 entraba en Londres y a las 9:00 como habíamos previsto habíamos depositado las maletas y salíamos a conquistar Londres. Hoy si.

Primero el Tate, y explicación con vistas a St Paul’s. El Globe de Shakespeare, Ayuntamiento y visita a Tower Bridge. Explicación y vistas sobre The Tower of London y al metro… Después de tanto tren sin problemas. Viaje dominado. Excursión a ver si Carlos III nos dejaba entrar en Buckingham Palace pero, aunque el tío quería, Camila se lo ha prohibido… otro día si eso majo. Desfile por el Mall emulando a la reina cuando salía saludando y llegada a Trafalgar Square. Ahí, además de las explicaciones pertinentes, se les ha dado la posibilidad de volver hacia el Big Ben o rematar en Picadilly y sus tiendas. Imaginad que han escogido. Eso si, andando habíamos hecho 16Km…ahí queda.

Tras la comida, entre Picadilly y Leicester Square, empezaba el viaje de vuelta. Había que estar a las 2’30-3:00 en el aeropuerto para más o menos ir bien. Metro a Waterloo. Maletas a las 13’30. Tren al aeropuerto a las 14…total que a las 3 menos 5 entrábamos tan contentos en el airport, incluso con aire de chulitos por haber cumplido horarios. Ay, amigos…avión retrasado para variar. Dos horitas que al final han sido 2 horas y media.

A partir de ese momento nos lo hemos tomado con más calma. Que si todos al servicio, que si repartimos pasaportes, que si ahora las tarjetas de embarque… Ahora vamos a facturar, uno a uno, con la calma… Tras terminar la facturación, y como había tiempo de sobra nos hemos salido del aeropuerto y hecho hecho nuestra ceremonia especial de entrega de premios. Premio a cada uno por haber destacado en alguna cosa o por alguna anécdota sucedida durante estos días. Mis compañeros llevaban ya dos días dándole vueltas y al final ha resultado divertidísimo. Preguntad a los chicos, preguntad…

Ya no queda otra. A pasar el control. Ha sido leve: uno con bote de champú gigante y bote de crema más grande todavía. Otra que pensaba que lo del líquido dentro de una bolsa tenía que hacerse dentro de la mochila, otro porque si (desconocemos motivo) y uno de drogas aleatorio con resultado obviamente negativo. Total, que una gozada estos chicos. Además han tenido un comportamiento estos días a todos los niveles digno de recordar y sobre todo con nosotros. Gracias majos y majas, así da gusto. Esperemos seguir viajando juntos e intentar conquistar el mundo….cósmico.

Esta vez la espera se ha hecho más llevadera porque íbamos mentalizados y porque tan solo hemos pasado hora y media dentro de esa zona de los aeropuertos de la que no te puedes escapar y que lo único que puedes hacer es comprar colonias…

Escribo esto desde el avión cuando al piloto le queda una horita todavía para llegar. Por el retraso nos ha invitado a café y agua y se cree que se nos ha pasado el mal rollo…pero la verdad es que poco podemos hacer. Llegaremos a Barajas, cogeremos el bus, cenaremos y al cole. Al cole a las 2’30 en vez de a las 00’30… (yo empalmo con Bournemouth a las 4 am…chachi piruli…y alguna familia también…, me matan).

Volvían contentos y cuando se recuperen del cansancio, los chicos, esperemos que hayan obtenido muchas enseñanzas de dicha experiencia y se hayan empezado a abrir al mundo para conocer a fondo otro idioma. Insistir, insistir, viajar y viajar, esa es la clave.

Quiero dar las gracias también a todas las familias que confían en nosotros para poder llevar a cabo estas aventuras y por supuesto a esa increíble cantidad de people que todos los días sigue nuestros viajes, nos manda mensajes de agradecimiento y apoyo y nos anima a seguir adelante a pesar de los tropiezos. Terminamos un año especial en cuanto a viajes. Queda solo una aventura. Ha sido largo y difícil de sacar adelante, pero viendo las caras de todos los que han viajado desde Marzo hasta hoy, creo que merece la pena.

Je,je…pero la vida sigue. Se van Arturo y Ginevra y aparece Hipatia… rumbo a Bournemouth y estrenando aventura que por supuesto os contaremos.

Chao Winchis , gracias Arturo y Ginevra, Winchis adoptadas, Anna y Borka, cuidaros…

¡Viva WINCHESTER 2024!

P.Dumbledore