Colegio

San Agustín

agustinos

recoletos

Valladolid

Colegio

San Agustín

Valladolid

Oporto 1: destronado 2ª parte (día 1)

Tras recibir hoy al tercer grupo las conclusiones son claras: nadie se lee los papeles, nadie se lee los correos y nadie usa la app de viajes…porque no hay otra explicación. En resumen: nadie me lee (tranquis, ni pienso dejar de respirar ni convertirme en pera). Ni chubasqueros, ni ropa de abrigo, ni tarjetas sanitarias europeas…incluso hoy hemos escuchado decir que lo de la tarjeta sanitaria europea no lo habíamos dicho. Queda claro, los vídeos tiktokeros me han destronado (leer capítulo “destronado”, Lisboa 1, día 2). En fin, al curso que viene preparaos porque os vamos a informar mediante vídeos del “insta”. El primero será de un baile coreografiado conmigo disfrazado de tarjeta sanitaria y cantando: “saca tu tarjeta sanitaria por internet y verás cuando la recibas que bien te ves”. El 2º un vídeo explicativo sobre las diferencias entre capucha de sudadera y capucha de chubasquero o abrigo: con una te calas con la otra no. Por último un vídeo en el que salen 100 niños juntos a la calle y todos abren el paraguas; pero a la vez quieren ir juntitos y agarrados del brazo ocupando el ancho de la calle… Preguntamos a la gente: ¿usted…cómo lo ve? Seguro que triunfamos.

Pero vamos al lío: se salió a las 8:07 am y se llegó a Braga a las 12:22 portuguesas (13:22 españolas). Ya en Braga nos cayó todo el agua de las cataratas del Niágara y de Iguazú juntas. Nos refugiamos en unos soportales y reorganizamos nuestro rally fotográfico por la city. Escampó un pelín y aprovechamos. Cada grupo logró hacer 4 fotos de los que se pedía. Rumbo al Santuario del Bom Jesus y su escalera: unos 110 escalones hacia arriba y otros 110 de vuelta…eh… que tenemos hambre… Comimos y para arriba. Record mundial. Cayó tanto agua que subieron y bajaron más rápido que los 100 metros de Usain Bolt.

Nos fuimos hacia Oporto con la esperanza de que la cosa estuviera mejor…y si, llovía menos y hacía mejor temperatura. Vuelta completa a Do Dragao (estadio del Porto) y media horita de centro comercial: galletas, chocolates y patatas fritas para la recena, que se cena a las 7,30…y hasta se compraron una mini-canasta para jugar basket en la habitación. Ayyyy. Llegamos al albergue y todos a la ducha.

A las 7:30 pollo asado, arroz, puré (a este tampoco le quiere casi nadie, como a mi), pera, etc. No ha ido mal lo de la cena… Para rematar el día paseo hasta la desembocadura del Duero. Hola Océano Atlántico.

En la cama y en silencio. Todos bien. Mañana más.

P. Dumbledore