Colegio

San Agustín

agustinos

recoletos

Valladolid

Colegio

San Agustín

Valladolid

Oporto 2: “Las rayas del jersey” (día 2)

Suele ocurrir con más frecuencia de lo que reconocemos: hay veces que infravaloramos la creatividad de nuestros alumnos en sus respuestas y claro, cuando sucede, te quedas a cuadros. La situación fue la siguiente…

Todas las noches desde hace años mandamos a los chicos a sus habitaciones por turnos; se trata de evitar que el recepcionista de turno muera de infarto repentino al recibir a 50, 60 o 70 alumnos de golpe pidiendo la llave de su habitación (la asociación de recepcionistas de hoteles debería darnos un premio por cuidar de su salud). Total que los colocamos fuera del albergue, hotel, o lo que sea, algo alejados y vamos cantando el número de habitación que puede irse a la cama. Es gracioso porque siempre intentan alguna treta para que digas su número de habitación cuanto antes.

Hoy, al cantar el número de habitación de un grupo de alumnas se han puesto como locas a celebrarlo y ante tal jolgorio las hemos hecho dar marcha atrás para que esperaran otra vez. Lógicamente han protestado, murmurado, puesto caras de “te odio, sabes?” y una ya estaba siendo algo cargante y no se me ocurre otra cosa que decirla: “mira maja, hasta que no se te caigan al suelo todas las rayas del jersey no te vas a la cama hoy”. Silencio total de todos. Se masca la tragedia…pero nunca hubiera esperado la contestación de la alumna. Solo dijo: “vale”. Y, ni corta ni perezosa, se quitó de repente el jersey y lo tiró al suelo. Y añadió: “ya están en el suelo, ¿me puedo ir a la habitación?”… Ahí te quedas a cuadros, piensas que has hecho el ridiculo y solo te quedan 2 opciones: o la matas (obviamente no) o reconoces su ingenio al contestar. La carcajada general ha sonado hasta en Lisboa. Ole, ole y ole…qué grande. Efectivamente se ha ido a la cama. Las rayas estaban en el suelo…

Día intenso viviendo Oporto y alrededores. Desayuno por turnos y salida en bus distinta: 2 grupos a las 9’15 y uno a las 9’30. Pues ha llegado primero el que salió a las 9´30. El tráfico, ya se sabe… Sobre la marcha hemos cambiado el turno de visitas y los últimos han visitado 1º la Torre de los Clérigos. Había gente y gente…se han producido atascos de subida y bajada en la torre durante toda la mañana. Pero bien, al final todos han subido y bajado, disfrutando de las vistas, de la torre más alta de Oporto. Cada grupo tenía itinerarios distintos: unos han visto Sao Bento (estación de tren), otros han bajado hasta Palacio de la Bolsa, otros hasta el río y la Plaza de la Ribeira… Ha habido un grupo que queriendo hacerse una foto en las letras de PORTO frente al Ayuntamiento ha tenido que esperar a que terminara una graduación de los de Infantil de un colegio. Al final se hicieron la foto con las letras del revés porque no acababan nunca. Lo no visto hoy se verá (peazo frase).

A las 12 salíamos para Guimaraes. Comida en centro comercial. Anécdotas varias al pedir la comida en portugués. Al loro, algunos se arrancan en Inglés, guay!. Visita al Palacio de los Duques de Braganza y Castillo de Guimaraes. Hoy el Palacio ha gustado y cada grupo se ha tirado un buen rato dentro. Para organizar la visita ha habido un grupo que ha tenido que esperar fuera un buen rato  y decidieron coronar a su propia Catarina de Braganza durante la espera con corona y todo.

Dos grupos han dado una minivuelta por el pueblo (el otro no ha dado tiempo) y al bus. Vuelta para duchas y cenas. Mejor no hablemos del arroz. Después de 6 días aquí no han encontrado el punto. Vuelta nocturna con helado incluído por Matosinhos y a la cama. Alguna sin jersey de rayas.

Todos bien. En 2 días a casa….con permiso de la Duquesa de Braganza claro…

P. Dumbledore